Dejar las redes sociales

Dejar las redes sociales

Por qué las redes sociales son malas

Las redes sociales son tan comunes hoy en día que se ha convertido en una expectativa tener presencia en las principales redes. Incluso desde un punto de vista profesional, muchas organizaciones esperan que los empleados entiendan y utilicen los sitios como parte de su trabajo. Pero, ¿no debería ser una elección personal? Si estás cansado de las redes sociales o simplemente no son para ti, ¡déjalo! No deberías tener que dar explicaciones ni sentir la necesidad de ajustarte a las normas sociales.

Para muchas empresas, comprobar los perfiles en las redes sociales de posibles empleados forma parte del proceso de contratación. Así que si eres de los que se sienten obligados a publicar fotos de la fiesta a la que fueron el fin de semana, deberías dejar las redes sociales mientras puedas. Además, aunque resulte tentador, las redes sociales no son el lugar adecuado para airear tus trapos sucios o compartir opiniones descaradas. Todo lo que se publica en Internet está ahí para siempre, incluso después de borrarlo.

Para muchos, las redes sociales son una válvula de escape para todas sus tensiones, frustraciones y angustias, o un lugar donde compartir sus pensamientos y sentimientos sobre las tragedias del mundo. Y aunque puede hacer que se sientan mejor, desde luego no alivia a quienes lo leen. Al leer comentarios como éste de forma constante, sería difícil incluso para la persona más feliz del mundo no absorber parte de la negatividad. Si cierras tus cuentas de redes, te alejarás de esta telaraña pegajosa y podrás concentrar tu tiempo y energía en tus propios sentimientos.

¿Merece la pena dejar las redes sociales?

Absolutamente. Algunas investigaciones sugieren que las redes sociales nos perjudican de varias maneras. Pero eso no significa que todo sea malo, y dejar de usarlas por completo puede tener efectos positivos y negativos en tu vida.

  Redes sociales para conocer gente

¿Por qué la gente abandona las redes sociales?

La inseguridad no se limita al tiempo que uno pasa en línea. Provoca que las personas se sientan desconectadas de sí mismas y pueden hacer que se sientan desconectadas de sus familias y de lo que ocurre a su alrededor en tiempo real.

¿Cómo se llama cuando dejas las redes sociales?

Las investigaciones demuestran que las redes sociales pueden afectar negativamente a la salud, aumentando los sentimientos de depresión, ansiedad e incluso insomnio. Si ves que tu relación con las redes sociales te está perjudicando, puedes probar a hacer una “desintoxicación digital” o dejar de usarlas durante algún tiempo.

La vida sin redes sociales

“Las redes sociales suelen causar ansiedad y depresión por su uso prolongado y excesivo”, afirma Jennifer Park, psicoterapeuta y miembro de la BACP. “Los seres humanos estamos programados para la conexión, pero las redes sociales a menudo hacen que una persona se sienta mucho menos conectada. Ver a otros viviendo vidas aparentemente fabulosas puede causar estragos en la autoestima de una persona, y aumentar la soledad y el aislamiento”.

Este fue el caso de Jen, de 33 años, que se dio cuenta de que las redes sociales tenían un efecto negativo en su estado de ánimo y la impulsaban a compararse con los demás. “Me estaba sumergiendo en el agujero del scroll, cogiendo compulsivamente el teléfono en cualquier momento libre”, dice.

¿Cómo saber cuándo hay que alejarse? “Es hora de tomarse un respiro cuando te das cuenta de que no paras de hacer scroll, sobre todo a primera hora de la mañana, a última hora de la noche y a media noche”, dice Park. “Si el desplazamiento te resulta irritante, no estás recibiendo ningún placer de lo que ves y buscas más y más”.

También aconseja prestar atención a cómo te sientes cuando participas en actividades del mundo real con otras personas. “Si estás más interesado en crear un buen post para las redes sociales que en la comida que estás tomando o en la gente con la que estás, eso puede indicar que has perdido el equilibrio en tu vida”, explica.

  Acoso en las redes sociales

El éxito de dejar las redes sociales

Según Cal Newport PhD ’09, autor del libro Digital Minimalism, el principal problema de las redes sociales es que estas aplicaciones son una forma de ocio de baja calidad. Newport define el ocio de baja calidad como actividades que implican un consumo pasivo, como ver YouTube, mientras que el ocio de alta calidad requiere cierto nivel de habilidad y desafío, como cocinar un nuevo plato o hacer obras de arte. Lo que hace que el ocio de alta calidad sea mucho más enriquecedor es que genera sentido en la vida y crea cosas valiosas, lo que en última instancia le hace a uno más feliz.

Aunque es tentador pensar que no hace daño desplazarse por las redes sociales mientras se espera el autobús o se está en una cola, utilizar estos pequeños espacios de tiempo para usar las redes sociales impide a las personas estar en soledad. La soledad se define como estar libre de estímulos externos. La gente suele asociar la soledad con la soledad, cuando en realidad la soledad puede existir en lugares con gente siempre que no haya entrada de otras fuentes. La principal consecuencia de la privación de soledad, un concepto acuñado por Cal Newport, es que impide a las personas procesar sus emociones y practicar la autorreflexión. La distracción constante de las redes sociales roba a la gente la oportunidad de pensar en cosas más importantes de la vida, como sus objetivos y su propósito.

Por qué deberías dejar las redes sociales

“Voy a dejar las redes sociales”, dices. De repente te invade una sensación de libertad al dejar de preocuparte por los “me gusta”, las visitas y quién hace qué. Dejas de encorvarte sobre el teléfono y tu postura se endereza, alargando la columna vertebral. Te alejas ingrávidamente del interminable scroll hasta un sendero en las montañas. Tu tiempo libre se llena paseando por los prados, escribiendo un diario, meditando, manteniendo largas conversaciones y “estando presente”.

  Herramientas de gestion de redes sociales

O al menos eso es lo que te quieren hacer creer algunas de las entradas del blog “Dejé las redes sociales y cambió mi vida”. Por desgracia, dejar las redes sociales por sí solo no te llevará a la plena realización personal. Pero eso no significa que la idea carezca totalmente de mérito.

A la hora de mejorar la salud y el bienestar, ningún cambio va a alterar drásticamente toda tu vida (lo sabemos, lo sentimos, pero esperábamos que fueran los batidos verdes). Una serie de pequeños cambios de comportamiento que conducen a hábitos positivos tienen un impacto duradero. ¿Dejar las redes sociales puede ser uno de esos cambios? Por supuesto que sí. Algunas investigaciones sugieren que las redes sociales nos perjudican de varias maneras. Pero eso no significa que sean malas del todo, y dejarlas por completo puede tener efectos positivos y negativos en tu vida.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad